Las mentiras se construyen, las verdades se descubren

Jorge Wagensberg

Escribe: Víctor Tapia

Los intentos por efectuar un revisionismo histórico que revele los acontecimientos ocultados por la historia oficial poseen una larga historia en nuestro país. Distintas tradiciones de pensamiento (peronistas, trotskistas e incluso liberales disidentes) han cobijado plumas dispuestas a efectuar una revisión íntegra de las distintas mentiras que nos han contado como si fuesen verdades infalibles. Sin embargo, aún falta extender esta tarea al análisis de nuestra cultura popular. Las distintas disciplinas artísticas que se han desarrollado en Argentina no han sido inmunes a manipulaciones que buscan esconder hechos fundacionales, con el único fin de proteger los intereses económicos de unos pocos privilegiados. Y no sólo es cuestión de plata: en cada uno de los campos de la cultura, los “consagrados” y “ungidos” por la crítica desean mantener su fama, muchas veces a costa de borrar del mapa a los verdaderos precursores.

El rock argentino no es la excepción. Su historiografía es relativamente joven y en la mayoría de los casos ha sido llevada a cabo por periodistas “especializados” que se han limitado a acumular fechas e información anecdótica.  Pero el problema no sólo reside en que se han usado métodos más cercanos a la enumeración de datos que a la historia propiamente dicha. Lo grave del asunto es que los “profesionales” repiten mentiras  y mitos instalados desde hace años por personajes que pretendieron eliminar de la memoria de los argentinos a los pioneros de nuestro rock.

350px-la_perla_del_once_-_la_balsa_2

El rock “nacional” (nefasto término acuñado por la última dictadura militar) habría comenzado en un baño de Once, con un encuentro creativo entre Litto Nebbia y Tanguito. La Balsa se ha convertido en un verdadero hito fundacional, en el que todos creen a rajatabla con el mismo convencimiento de los teólogos medievales que pensaban que el sol giraba alrededor de la Tierra. Para instalar esta mentira, se debió realizar un esfuerzo impresionante en el que periodistas y músicos lograron borrar de la historia más de diez años de rock. Los nombres que no pudieron enterrarse fueron despreciados y defenestrados por estos paladines de la desmemoria.

Universo Epígrafe vuelve a adentrarse en la prehistoria de nuestro rock, centrándose en una película emblemática que ha sido expulsada de todo libro de historia. Venga a Bailar el Rock fue la primera película argentina y sudamericana sobre rock e hizo bailar a los argentinos en pleno 1957. Que un film argentino hablase sobre rock a fines de los 50 representa un hecho inaceptable para los adalides de La Balsa. Hasta el día de hoy, han podido mantenerla escondida bajo siete llaves. Con esta nota, esperamos romper el hechizo.

venga-a-bailar-el-rock-1

            En Busca del Rock Perdido: Una película realmente inconseguible

Venga a Bailar el Rock nunca fue editada en VHS o DVD. La mayoría de quienes la vieron asistieron a su estreno en 1957. La señal de cable Volver la emitió varias veces, y algunos coleccionistas grabaron extractos que luego subieron a internet. Sin embargo, es imposible descargar de la web una versión completa de la obra. El ocultamiento emprendido por los historiadores oficiales ha sido realmente efectivo. Algunas voces han dicho que su emisión por cable prueba que era fácil en conseguir. Teniendo en cuenta que el 37% de la población argentina no posee TV paga y que cableoperadores como Telecentro no poseen a Volver en su grilla, queda claro que esta objeción es bastante inválida. Y repetimos: nunca fue editada en VHS o DVD, o subida a internet. 

Universo Epígrafe rompió con años de silencio y accedió a una copia en DVD en la cual está registrada una emisión de Volver.  En esta nota, consignaremos algunas de las maravillas musicales que esconde esta obra.

imgresize

                        No estaban ni solos ni abandonados: el elenco estelar de la película

Venga a Bailar el Rock es la única película dirigida por Carlos Marcos Stevani, quien tuvo una larga carrera como productor cinematográfico. El elenco de actores incluía al polifacético Éber Lobato,  artista que ha brillado como actor, director, coreógrafo y bailarín. Sus capacidades para la composición musical y el canto fueron aprovechadas para crear numerosas canciones de la película; también fue designado como director de coreografía.  Éber es recordado por la renovación que imprimió en el teatro de revista porteño, pero su fama fue eclipsada por el prestigio de su esposa Nélida Lobato, quien también actúa en la película recuperada por Universo Epígrafe. Ella ha quedado en la historia del espectáculo argentino como una de sus grandes actrices y vedettes gracias a su enorme talento y su desbordante sensualidad.

Alberto Anchart es el otro actor importante del film. Son recordados sus trabajos en los populares programas televisivos La Tuerca y Los Campanelli. Ninguno de los tres actores vive actualmente, siendo Nélida Lobato quien nos ha dejado hace más tiempo a causa de su temprana muerte acaecida cuando sólo tenía 47 años.

lobato1

                       Nélida Lobato

   El guión estuvo a cargo de Enrique Santos Morello y los diálogos adicionales fueron creados por Julio Porter, guionista de 107 films (entre los que se encuentran  El Hincha, escrita en colaboración con Enrique Santos Discépolo ) y director de 25 películas (como El extraño de pelo largo). La dirección de fotografía fue encabezada por Julio César Lavera, quien desempeñó la misma función en 54 producciones cinematográficas. El director de sonido fue Mario Feiza, quien también estuvo presente cumpliendo dicho rol en la clásica Dios se lo pague (1948). La grabación de diálogos fue hecha por Jorge Castronuovo, quien trabajó en el departamento de sonido de 42 películas (El profesor punk  es una de ellas). Finalmente cabe destacar al ayudante de producción Carlos Roig, productor de cuatro  largometrajes y jefe de producción de 9 films (entre las que se halla Un muchacho como yo)

eber_lobato

Naufragando antes de La Balsa: una banda sonora a puro rock

      La música de la película es la prueba perfecta de que el rock ya era un género popular en Argentina a fines de los 50. Una de las primeras escenas muestra a un grupo de jóvenes bailando frenéticamente el clásico Rock Around The Clock de Bill Halley. Las destrezas de los chicos son realmente impresionantes y representan la antesala de la locura despertada por Halley en su llegada al país en 1958. El lugar donde fue filmada la escena es más que emblemático: se trata del chalet ubicado en la terraza del edificio de Sarmiento 1113, a metros de Cerrito. Miles de porteños pasan todos los días por el Obelisco sin verlo, pese a que con solo caminar con sentido contrario al Bajo y levantar la vista se puede apreciar esta maravilla arquitectónica de Buenos Aires.  El dato fue aportado por Lisa Mena, estudiante de cine que está emprendiendo un documental sobre la historia del peculiar chalet. Ella obtuvo la información en un libro referido a la historia del barrio de Montserrat. La pista aportada por Lisa no es nada menor: las tomas del Obelisco con las que inicia el film y la locación en el edificio de Sarmiento 1113 eran una respuesta a quiénes decían que el rock era “extranjerizante” e “imperialista”.

Uno de los jóvenes danzantes aún vive y se llama Facundo Posadas; es un reconocido bailarín de tango y ha trabajado junto a la orquesta de José Basso El Príncipe Cubano (Ángel Sánchez Carreño, cantor y compositor de tangos que bautizó a Juan D´Arienzo como El Rey del Compás). Posadas baila tango, rock , jazz y ritmos latinos desde los trece años, y es una de las glorias artísticas de la tan discriminada comunidad afroargentina de tronco colonial. Ha ejercido la docencia en Estados Unidos y continúa bailando hasta el día de hoy.  Adjuntamos un un video de 2011 que lo muestra a Facundo bailando rock (el dato de Posadas fue aportado por el coleccionista Walter Ptt) 

chalet-cerrito-mbles

Chalet donde fue filmada la primera escena de baile del film 

La familia de Posadas tiene una larga historia en la cultura argentina: Luis M. Posadas  fue primer dactilógrafo del Congreso de La Nación; Manuel L. Posadas primer violín del Teatro Colón , poeta y escritor;  Manuel G. Posadas capitán de guardias nacionales, escritor, poeta y violinista;  Carlos Posadas compositor de varios tangos; y Silvia Mónico Posadas es actriz,  poeta, bailarina, cantante docente y creadora de La Voz Negra del Toubal. Éste es un espectáculo de poesía, canto , percusión y danza afro y afro folcklórica, declarado de interés cultural por la Secretaría de Cultura de La Nación.  Las poesías de esta obra fueron escritas por Silvia y premiadas por el Instituto Cultural Latinoamericano. 

Pero volvamos al grupo de bailarines del film. Entre ellos se encuentran los protagonistas: Jimmy, interpretado por Éber y su oponente Rodolfo, encarnado por Anchart. Ambos se pelearán por el amor de la joven interpretada por Nélida Lobato.  Los tres deben convocar al menos tres figuras principales para un festival organizado por su productor Don Ángel, al que llaman cariñosamente “Tío” pese a las condiciones leoninas que impone: pide un 10% de la recaudación para él, que se suman al dinero llevado por los agentes, la administración y el alquiler del teatro.

       Primera escena de baile del film

Jimmy es un fanfarrón que asegura ser un gran compositor que puede convencer a cualquier músico de sumarse al festival.  Desde el principio, la chica interpretada por Nélida lo apoyará y Rodolfo se le opondrá.  En la primera reunión que llevan a cabo con el productor (dentro de un bar convenientemente auspiciado por Sidra La Victoria), todos proponen qué artistas deben formar parte del concierto. Así desfilan los nombres de Pedrito Rico, Amelita Vargas y Eddie Pequenino, el primer músico argentino que hizo rock.  Este olvidado precursor es propuesto por una joven del grupo (interpretada por Delma Ricci)  que quiere ´algo alegremoderno´, declaración que evidencia la novedad que representaba el rock en la época.

               Del flamenco al cha cha cha: Pedrito Rico, Orquesta los Caribes y Amelita Vargas

Jimmy encarará a los productores de los distintos artistas requeridos para el concierto, sin conseguir éxito alguno. Esto no impide que les mienta a sus compañeros asegurando que los logró persuadir a todos.

El primer artista buscado por el grupo es Pedrito Rico, un cantante español que brilló en Argentina por la interpretación de géneros ibéricos como la zarzuela y el flamenco. Sus dotes para el baile quedan retratadas por el film, en el que destaca con un impresionante zapateo con el que acompaña a la canción Rejas de Celos, compuesta por el cantor de flamenco Juanito Valderrama.

Pedro Rico Cutillas fue rechazado en su país de origen debido a su afición por el maquillaje y las ropas coloridas. Un país dominado por el franquismo estaba condenado a expresar un fuerte rechazo a cualquiera que reivindicase características relacionadas a la femineidad. Rico actuó en cinco películas argentinas y tuvo un protagónico en El Ángel de España, film de 1962 en el que debutó Leonardo Favio como extra.

pedrito

Pedrito Rico

Luego de Pedrito, llega la Orquesta Los Caribes, conjunto tropical chileno formado en 1954. La agrupación interpreta una excelente versión de Rock Around The Clock, en el que los solos de batería y contrabajo se llevan todos los palmares. La versión posee una fuerte influencia de jazz, puesta de relieve  en los distintos vientos que poseían Los Caribes. El pianista brasileño Joaquín Pancerón se encargaba de la dirección y arreglos musicales de la orquesta.

La actriz cubana Amelita Vargas interpreta junto a los chilenos Las Clases del Cha Cha, tema compuesto por los mexicanos Sergio Marmolejo García y Ramón Márquez Carrillo. Vargas llegó a Argentina en los 40 tras un breve paso en Estados Unidos, donde participó de la película Perilous Holiday.  Nuestro país la pudo ver en 23 películas, muchas de las cuales son comedias que realizó en colaboración con Alfredo Barbieri, otro músico que participó de Venga a Bailar el Rock.

amelita-vargas

Amelita Vargas

Amelita destaca en el film con su baile y sensualidad, provocando la excitación de Don Ángel, quien empieza a perseguirla en la pista del baile. Su participación también revela el amplio espectro musical que primaba en la Argentina a fines de los 50: el flamenco, el rock y el cha cha cha podían convivir en una misma película e incluso eran interpretados por los mismos músicos.

Venga a Bailar el Rock: una de las primeras canciones de rock cantadas en español

Una de las mejores escenas del film es la que también demuele por completo a los mitos que dominan la historia de nuestro rock. Los tres protagonistas trabajan en una sastrería (Perfecto S.R.L, auspiciante del film) en la que manda un patrón con muy pocas pulgas. Cuando él se va, Jimmy y Rodolfo aprovechan para ensayar la parte que interpretarán en el festival. Ambos interpretan Qué Calamidad, canción cómica compuesta por Éber en la que deben subrayarse los acertados efectos sonoros que acompañan a las muecas de los actores.

Pero el momento cumbre se produce cuando Nélida exclama “¡Y ahí viene el rock!”. Tras este grito, comienza una gran escena de baile en la que los chicos interpretan junto a los empleados del negocio Venga a Bailar el Rock, un rock and roll cantado en español y compuesto por Éber. La escena no es sólo admirable por las destrezas que poseen los actores y los coreógrafos: también es una prueba lapidaria de que La Balsa no fue la génesis del rock en español. La letra de la canción que da nombre al film hace continuas referencias al rock y se registran  fuertes influencias de Bill Halley en su música, ejecutada por una ignota banda acreditada como Ernesto y sus Rockers.  Unos desconocidos Hermanos Fernández ejecutaron las guitarras, dejando su marca en el impecable solo que electrifica al tema. En cuanto al baile, cabe agregar un dato aportado por el baterista de Pequenino, Jorge Padín: Éber viajó a Estados Unidos en su rol de director de coreografía para aprender de un grupo de bailarines yanquis cómo se bailaba el rock. Profesionalismo y perfeccionismo al servicio del arte. 

La canción posee un solo precedente en el país: la canción Rock Con Leche, rock and roll de 1956 cantado por el cómico Délfor Dicásolo junto a Eddie Pequenino. Ambos temas, pese a ser composiciones de autor cantadas en español, brillan por su ausencia en los libros dedicados a la historia del rock argentino. Las dos canciones merecen un gran reconocimiento por su rol pionero y su capacidad para traer al país un género que poseía muy pocos años de existencia.

En una actitud parecida a la del patrón de la sastrería que suspende a los chicos cuando los descubre bailando, los periodistas e historiadores echan a Venga a Bailar el Rock de la historia oficial. Numerosos intereses oscuros, como la aversión de la contracultura hippie al baile o la defensa a ultranza  de La Balsa, siguen operando detrás de este “olvido” tan llamativo.

Los precursores sean unidos: La participación de Pequenino, padre del rock argento

La película nombra en los créditos al efímero grupo formado por Anchart y los Lobato como The Big Rockers. La banda solo existió dentro de la película, ya que los actores nunca grabaron un disco. Cosa que sí hizo Eddie Pequenino, fundador del rock en Argentina que se sumó al film de Stevani junto a su mítica banda.

Mientras Jimmy y Rodolfo invitan a salir al mismo tiempo a Nélida,  Eddie despliega un impresionante rock and roll llamado Despacio Nena. Si bien está cantado en inglés, fue compuesto por Pequenino junto a Lalo Schifrin, legendario músico que en ese entonces era pianista de la banda de Eddie. Lalo quedó en la historia por ser el autor del tema de Misión Imposible y de numerosas bandas sonoras que acompañaron a películas de la talla de Harry El Sucio. 

Despacio Nena es uno de los tantos temas argentinos de rock que permanecen ocultados por los especialistas. La banda realiza las acrobacias típicas de los rockers estadounidenses, incluso con instrumentos del porte considerable de un contrabajo. El público pide un bis y el grupo vuelve a interpretar la canción, desatando un exaltadísimo baile. Otra vez más, los guionistas del film aprovecharon para resaltar la importancia del rock: si bien tuvieron que incluir a artistas de otros géneros debido a que había pocos rockeros en el país, no dudaron en enfatizar todas las escenas en las que se tocaba un rock and roll.

     Final Caja Negra: Los broches de oro de Pequenino y Lobato

Las disputas por el amor de Nélida no tienen un desenlace concreto.  La historia del film parece ser una excusa para traer a la pantalla grande a músicos populares de la época. El descuido por la trama llega al punto de que muchos de los personajes no tienen nombre. Esto no quiere decir que estemos ante una película mala o poco interesante, pero queda claro que su principal relevancia  no se encuentra en su guion, sino en su carácter de documento histórico indispensable a la hora de reconstruir la historia de nuestro rock.

Jimmy, Rodolfo y Nélida terminarán sus problemas paseando por Costanera y cantando un tema compuesto por Éber, llamado Caminando.  Una pieza con las características típicas de las canciones de los musicales, que termina transformándose en un rock y posee en su letra la frase “Al Compás de Mi Reloj“, haciendo referencia al ya mencionado clásico de Halley.

Los compañeros de Jimmy se enteran de sus engaños cuando él perjura haber hablado con Alfredo Barbieri, pese a que este músico ya se había ido de su camarín hace tiempo. El fanfarrón empieza a ponerse nervioso a medida que pasan las horas, pero sus amigos logran convencer a todos los artistas de participar en el festival. Si bien no se entiende por qué ellos no tuvieron que lidiar con los productores que rechazaban a Jimmy , vale la pena disculpar esta falla del libreto y ver el momento en que Pequenino se suma a la convocatoria. Mientras suena un disco de su banda, explica qué no puede tocar debido a que viajará a Chile. El dato no es ficticio: Eddie era un artista requerido internacionalmente, al punto que llegó a grabar en Alemania un LP y un simple. Cuando en la película Pequenino accede a sumarse,  exclama: ¡Todo sea por el rock!  Un grito rockerísimo lanzado diez años antes del famoso simple de Los Gatos.

El festival se desarrolla con éxito. Los Caribes interpretan “Pachuco El Bailarín”,  mambo compuesto por el mexicano Ramón Márquez Carrillo. Pedrito Rico toca Con El Tuki, canción cuya composición está acreditada a “Benito y M. Ramos”Pequenino desembolsa Aquí viene el Rock, canción compuesta por él junto a Éber. La intro de Eddie, en la que describe los distintos géneros que han deleitado a su abuelo y a su padre, pone de relieve la ruptura generacional que causaba el rock.

Cabe subrayar que Aquí Viene el Rock fue editado en partitura para que la gente la toque en sus casas. Según indica el Boletín Oficial del 24 de septiembre de 1957, fue publicada por Editorial Fermata en una tirada de 250 ejemplares. El mismo número de copias con que fue editada la partitura de Venga a Bailar el Rock, lanzada por la misma editorial. Como curiosidad, hubo otra tirada de Aquí Viene el Rock con la letra traducida al castellano: era una costumbre de la época editar partituras con traducciones de temas en inglés , para que la gente pudiera cantarlos con su familia sin necesidad de conocer el idioma anglosajón.

 Alfredo Barbieri se pinta como si fuese un cantante afroamericano y canta jazz.  El recurso se llamaba en Estados Unidos blackface y poseía fuertes connotaciones racistas. Paradójicamente, el papá de Carmen Barbieri es afroargentino de tronco colonial; su padre Guillermo Barbieri (guitarrista de Carlos Gardel, compositor de tangos y cantor) era apodado El Negro. Sin justificar el recurso estigmatizante de la blackface, hay que dejar en claro que la interpretación vocal que hace Alfredo en el film es realmente sublime.

Amelita Vargas toca con Los Caribes una salsa en la que habla de un “loco que ha comprado zapatos para bailar el rock“. La cubana termina arengando al público bajo el grito “¡A Bailar El Rock!“. Los Big Rockers cierran con Venga a Bailar el Rock, enloqueciendo a un público totalmente desaforado. La nota de color la da un joven que agita a una chica de mil maneras, llegando a imitar los movimientos del contrabajo con el cuerpo de ella. Su mano no evita palmear la cola de la mujer de una manera muy poco velada.

……………………………..

Las afirmaciones erróneas que dominan la historia del rock no se deben a equivocaciones casuales.  Fueron creadas para salvaguardar intereses totalmente inconfesables y ocultar a todo artista que contrariase a la ´historia oficial´.  La operación ha sido tan exitosa que se ha podido convencer a la gente de que el rock  comenzó en 1967, cuando diez años antes se estrenó una película famosísima que hablaba del género desde su mismo título. Universo Epígrafe espera haber contribuido con este aporte a la reconstrucción de los verdaderos orígenes del rock. Estamos convencidos de que el periodismo debe relegar sus intereses particulares por lo único que debe importarle: la búsqueda de la verdad.

Ficha técnica del film

Director: Carlos Marcos Stevani

Guión: Enrique Santos Morello.

Diálogos adicionales: Julio Porter

Intérpretes: Éber Lobato, Alberto Anchart, Nélida Lobato, Delma Ricci, Osvaldo Castro, Pedrito Rico, Alfredo Barbieri, Amelita Vargas, Eddie Pequenino, Pablo Cumo, Luis Frontera, Martha Durán, Guillermo Brizuela Méndez, Fernando Campos, Ricardo Becher, Yamandú Di Paula, Carlos Irizar, Los Caribes, Los Big Rocker´s, Ernesto y sus rockers, Hermanos Fernández.

Producción: Carlos Marcos Stevani

Fotografía: Julio César Lavera

Cámara: Álvaro Barreiro

Montaje: Claudio Bernal

Asistente de producción: Pedro Cancelo

Jefe de producción: Ricardo Graña

Director de sonido: Mario Feiza

Grabación de diálogos: Jorge Castronuovo

Coreografía: Éber Lobato

Ayudantes de dirección: Jorge M Briand y Alberto Collins

Ayudantes de compaginación: Carlos Rodríguez y Sara Gallegos

Ayudante de producción:Carlos Roig

Ayudante de cámara: Esteban Guzzi

Fuentes bibliográficas

El baterista Jorge Padín.

La estudiante de cine Lisa Mena.

El coleccionista Walter Ptt.

Montserrat: barrio fundacional de Buenos Aires. 2012. Editado por la Dirección General de Patrimonio e Instituto Histórico de la Ciudad de Buenos Aires. Disponible en: http://www.buenosaires.gob.ar/sites/gcaba/files/documents/cuaderno_7_montserrat.pdf

Imdb.com

cinenacional.com

http://www.lanacion.com.ar/1128941-nelida-lobato-una-vedette-como-ya-no-hay

http://www.lanacion.com.ar/1757021-eber-lobato-coreografo-que-renovo-la-revista-portena

http://www.lanacion.com.ar/1471742-a-30-anos-de-la-muerte-de-nelida-lobato

http://elpais.com/diario/1988/06/22/cultura/582933608_850215.html

https://www.ecured.cu/Amelita_Vargas

http://www.memoriachilena.cl/602/w3-article-96297.html

http://www.clarin.com/extrashow/Murio-actor-Alberto-Anchart_0_582541914.html

http://www.ebay.de/itm/EDDIE-PEQUENINO-und-sein-Original-Suedamerikanisches-Orcheste-Adios-Amigos-/2917323899

http://rodolfojorgerossi.blogspot.com.ar/2010/02/la-verdadera-historia-del-pincipe.html

http://www.todotango.com/creadores/biografia/1648/Facundo-Posadas/

tangosalbardo.blogspot.com.ar/2012/03/el-principe-cubano.html

http://inheritingthetangoc.blogspot.com.ar/2009/08/1ra-entrevista-facundo-posadas.html

http://tangosalbardo.blogspot.com.ar/2014/09/los-posadas.html

http://silviamonicol07.blogspot.com.ar/2016/11/recuerdos-de-la-obra-la-voz-negra-del_5.html

http://www.arcondebuenosaires.com.ar/chalet_cerrito-.htm

https://archive.org/stream/Boletin_Oficial_Republica_Argentina_2da_seccion_1957-09-18/1957-09-18_djvu.txt

Fuentes de las imágenes:

upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/f/f2/La_Perla_del_Once_-_La_Balsa_(2).JPG/350px-La_Perla_del_Once_-_La_Balsa_(2).JPG

i.ytimg.com/vi/59GKoTnlPs0/hqdefault.jpg

cinefacil.net/122534/venga-a-bailar-el-rock.jpg

http://www.difilm-argentina.com/php/imgresize.php?img=../media/images/17978_vengaabailarelrock.jpg&w=552&h=480

magicasruinas.com.ar/revistero/locales/lobato1.jpg

actores.org.ar/anterior/sites/default/files/eber_lobato.jpg

arcondebuenosaires.com.ar/chalet-cerrito-mbles.jpg

https://www.pagina12.com.ar/diario/dialogos/21-128907-2009-07-27.html

http://www.todotango.com/creadores/biografia/743/Guillermo-Barbieri/

Fuentes de los videos

Los videos de las canciones de Eddie Pequenino y del tema “Venga a Bailar el Rock” fueron subidos por los usuarios de Youtube Gatosalvaje61 y ElCachafaz07, respectivamente.

El resto de los videos son subidas propias.

Anuncios