Escribe: Laila Pecheny

Chernokids – Los niños de Chernobyl

En el 2010 se estrenó Chernokids, un corto animado con el que cinco estudiantes de cine de la escuela francesa de animación  Supinfocom planeaban graduarse. La producción con tintes siniestros, vuelve a poner bajo la lupa unos de los desastre más impactantes del Siglo XX y a revisar las cuentas pendientes.

En tan solo siete minutos de duración, Chernokids deja a los espectadores con sentimientos encontrados sin terminar de entender qué fue lo que realmente vio. La trama es sencilla: Tres niños de un orfanato de Ucrania, afectados por las radiaciones del accidente, deciden ingresar a la planta nuclear a la que consideran su progenitora para regalarles extravagantes objetos con el motivo del día de la madre.  Los personajes son: Caleidoscopio , un niño cuya cabeza está repleta de ojos, T-Rex, con piernas gigantes que recuerdan al feroz dinosaurio y Siamesas, dos gemelas unidas en un mismo cuerpo. Hay un cuarto personaje anónimo que no cree que su madre sea la central sino que la responsabiliza de todo su sufrimiento. 
El corto resulta perturbador, y el mensaje no termina siendo del todo claro, de hecho hubo bastante polémica sobre si su resolución fue o no la acertada, sobre los estigmas que construye el mismo o si la forma de tratar el tema fue la adecuada. Pero justamente creo que ahí reside lo interesante del mismo, en su capacidad para abrirnos y replantearnos viejos problemas aún no resueltos.

liquidadores-chernobyl-2
El 26 de abril de 1986 ocurrió la tragedia. La emergencia nuclear fue declarada y toda la ciudad ucraniana tuvo que evacuar. Durante un simulacro mal realizado para cortar la electricidad, había explotado el cuarto reactor de la Central Nuclear y los niveles de radiación amenazaban la seguridad. El gobierno ordenó cubrir el núcleo del reactor con una estructura de 400.000 metros cúbicos de hormigón y 7.000 toneladas de estructuras metálicas. Pero esto no ocurrió en seguida, es más muchos trabajadores asistieron a sus puestos de trabajo al día siguiente, y otros tantos ciudadanos colaboraron ayudando al gobierno a frenar la catástrochernobyl_1fe y a descontaminar, recibiendo así gran parte de la radiación. Otro mecanismo del gobierno para evitar las revueltas fue anunciar por la radio que el tomar vodka mataría los virus y células contaminadas del cuerpo; una mentira que jamás fue probada científicamente sino que ocasionó muertes por exceso de consumo y no impidió las radiaciones. En suma, el gobierno actuó de manera negligente sin estar a la altura de las circunstancias.   

El 4 de febrero de 1970 se había fundado la ciudad de Pripiat para desarrollar la central nuclear V.I Lenin que se encontraba a 2 km. Era una ciudad joven pero crecía a ritmos acelerados llegando a tener alrededor de 50.000 habitantes. Trabajar en la planta nuclear más importante de la Unión Soviética era un orgullo.


99b

Actualmente, Chernobyl tiene tan solo 704 habitantes desparramados en 250 km² y continúa siendo un peligro la posibilidad de otro derrame de radiación, eso sumado a las partículas de  estroncio y plutonio que aún continúan presentes en el territorio afectando a los habitantes locales y de las zonas colindantes. Además en febrero del 2013, una parte del sacófago que central nuclear de Chernobyl fue derrumbada por el peso de la nieve.

Anuncios