tumblr_o7jjffgroh1vqtiz2o6_400

Escribe: Laila Pecheny 


Desde hace algún tiempo, con el avance de la popularidad del streaming de Netflix y la creciente desaparición de otras plataformas como Cuevana, notamos que se está comenzando a perfilar un nuevo tipo de producto cultural para jóvenes millennials. Se trata de series, muchas veces televisivas y muchas veces exclusivas de la plataforma virtual, que comenzaron a poner el eje de sus transmisiones en las patologías propias del siglo XXI.  Los tópicos, si bien mantienen parte de la matriz original de las series juveniles del siglo pasado, están cambiando e incluyen las nuevas tecnologías y las nuevas mentalidades propias de la era posmoderna. Riverdale, estrenada
por el canal The CW en enero y en febrero por Movistar Series Xtra y luego comprada por Netflix, es parte de este nuevo fenómeno que nace de lo mejor del mainstream.  ¿Cómo se logra esta fórmula? Con una mezcla explosiva. Los productores apuestan por renovar viejos productos culturales y traerlos al presente, a través de una trama de puro intertexto. No solo por las referencias continuas que hacen los personajes a la cultura popular sino también por el contenido de la diégesis. Es que Riverdale, es ni más ni menos que una extraña adaptación  de las historietas de Archie, que en su momento supo llevar a la televisión a personajes tan conocidos y populares como Las Pussy Cats, en su versión animada o a Sabrina, la Bruja Adolescente. Llama la atención esta elección de Netflix, ya que si bien este no es el primer cómic que trae a su programación, suele hacerlo con cómics de superhéroes, además nos hace suponer, que cada vez más la plataforma busca distinguir su oferta con temáticas muy particulares y direccionadas a un público muy particular.
Los clichés, la música, el instituto,  el fútbol americano y las animadoras, la cafetería cool con aires retro y  los amoríos son una parte fundamental del tropos de la serie que nos recuerda a series como Glee, Gossip Girls o si nos vamos más hacia los 90´s, Dawson`s Creek o Freeks and Geeks.

tumblr_oauv35yxec1v1jzoxo1_500

El contexto se da en pleno siglo XXI donde estas tramas viejas conocidas se mezclan con las más nuevas tecnologías y redes sociales, y en un pueblo industrial ficticio Riverdale que nos recuerda a Twin Peaks ambas rodadas en Canadá con sus espectaculares paisajes.Otro guiño a la serie de David Lynch es la madre de Betty, interpretada por Mädchen Amick, quien en los 80`s supo encarnar a la icónica Jelly Johnson, mientras que su rol actual nos recuerda mucho a Sheyla Shay de Suburgatory.  El famoso Jughead es interpretado por Cole Sprouse, uno de los gemelos de la serie Zack y Cody gemelos en acción y su singular corona es adaptada a un extraño gorro de lana. Muchas veces la serie arranca con el punto de vista de Jughead quien escribe una novela en base a los extraños acontecimientos que hacen avanzar la serie. Otra aparición celebrada por los amantes de las series de culto es la del actor Luke Perry (90210) quien interpreta con sagacidad a Fred Andrews, el padre de Archie.

tumblr_okylih5l4a1ttatv6o1_500

A todo esto se le agrega, el suspenso y el policial, con la investigación por la muerte de Jason, el joven más popular, guapo  del instituto, y que además es el capitán del equipo de fútbol,  seamos francos, Jason es la imagen perfecta de un espectacular fórmula del protagonista/antagonista adolescente que funcionó durante años. Pero Riverdale le da un giro distinto, y quien era candidato para transformarse en el protagonista/antagonista perfecto termina siendo asesinado en el primer capítulo de la primer temporada. De ahí se abre una investigación que corre por tres vías distintas: la policial, la prensa y la de los jóvenes y el periódico estudiantil (¿no les recuerda ésto a Nancy Drew?).  En los últimos capítulos además se le adiciona un espeluznante neuropsiquiátrico y la temática de la locura ( como ocurre en otras series como Pretty Little Liars y  Bates Motel).

tumblr_o3p3b0p3lf1s8n6x3o1_500
Otra particularidad de este nuevo tipo de series es la aparición de las Redes Sociales no solo en la trama sino también en las Redes Sociales materiales (¿ o debería decir virtuales?). Verónica, una de las protagonistas, sufre de Cyberbullying, cuando uno de los chicos abusivos de su colegio la escracha en instagram subiendo una foto de ella en forma de meme.  En el lado “material”, todos los protagonistas de Riverdale son muy activos en las redes, cada uno tiene un usuario propio donde van actualizando distintas informaciones de la serie y dialogando con el fandom. Además del canal de Youtube de la serie, que permite a los fans ver distintos vídeos y entrevistas de los actores, la producción se encarga de organizar vivos donde los protagonistas pueden responder cualquier pregunta de los seguidores.  Siguiendo el tropos de Verónica, es muy interesante como la serie adapta la relación de ella y Betty, donde luego de un “cruce” por un interés amoroso en común las chicas dejan de lado la rivalidad que mantenían en los cómics, para volverse mejores amigas y se prometen en un pacto de sororidad no volver a dejar que un tema de amoríos se entrometa en su amistad.
tumblr_oavgk1uyjf1vqtiz2o1_500

Otro aporte de la latina, es su gran repertorio de referencias a la cultura popular, es que las líneas de la morocha remiten todo el tiempo a la misma. Ejemplos de esto son cuando a Betty la apoda “Betty Drapper” haciendo referencia a la serie Mad Men y cuando dice que se siente como Breakfast at tiffany’s en Cold Blood haciendo referencia a dos libros de Truman Capote. Otra intertextualidad se dá con las referencias a la película Donnie Darko, cuando reiteradamente Verónica compara a Archie con el protagonista. Pero el director da un paso más y las escenas donde Archie tiene que presentar su número músical frente a todo el colegio, y sus miedos son materializados en una extraña figura humana con cara de lobo, hace una clara referencia a la escena del film donde el conejo blanco se le aparece al protagonista en el cine.

foto-1-37

Con el desarrollo del espacio que ocupa la Internet en nuestras vidas a partir de los smartphones,  el asentamiento de nuevos lenguajes informáticos que fluyen en las distintas plataformas y  las posibilidades de acceso a mayor variedad de productos culturales, La fabrica de chorizos está cambiando y las operaciones de la industria buscan cambiar las fórmulas. Después de todo esto uno podría preguntarse si toda esta mezcla entre 60s, 70s, 80s, 90s y actualidad que conduce a pensar en una paradoja temporal infinita jamás explicitada en la serie, donde el tiempo en el que transcurre la serie es un atemporal ficticio. En Riverdale, lo viejo y lo nuevo, pasado, presente y futuro, se entremezclan de manera constante.? Quizás justamente lo interesante a analizar en un futuro sobre este nuevo tipo de series es justamente la memoria popular y cómo opera reconectado a los consumidores con productos culturales del presente y el pasado.

Anuncios