El silencio es el grito más fuerte

Arthur Schopenhauer

…………….

Desde las 6 de la mañana que hay ruidos en tu cabeza. El sonido del despertador quizás sea una de las aperturas más horrendas que pueda tener un día en que el silencio brillará por su ausencia. El colectivo y su motor, los gritos de tu jefa, incluso las voces de quienes hablan en tu siesta breve y apurada. Otra vez el despertador , seguido en esta ocasión del grito de la ducha y la estruendosa llegada del 24. El sol cayó hace rato, pero el ruido sigue más alto que nunca. Menos mal que no somos de los que escuchan música en el celular…

…………….

Corrientes , la calle que en la Ciudad de Buenos Aires oficia como capital de ruido. Más si estamos entre el límite impreciso entre Almagro y Abasto. Un barrio no reconocido por los mapas, al que le han cantado tanto un tanguero como Luca Prodan. Antes había un mercado central que vendía frutas, hoy un shopping que te ofrece perfumes. El ruido estuvo tanto ayer como hoy, por supuesto…

abasto_ochentoso

…………….

Calles oscuras y los consejos de los amigos: “Cuidate, mira que es medio inseguro”…. “No estoy en el Abasto posta, es más Almagro”, dicen nuestros pensamientos de clase media porteña dentro de una cabeza que mira para todos lados. Igual estamos en lo cierto: Humahuaca al 3500 tiene mucho movimiento y hay decenas de bares tratando de convencernos en esta noche de jueves que hoy es viernes y mañana no hay que trabajar. ¡Qué lindo es creerles!

…………….

Teatro del Abasto. El suspiro de haber llegado temprano. Puerta vieja, pisos de madera, una boletería con pocos lujos. Una barra muy amplia, mesas con servilleteros cuyas etiquetas son las mismas de las botellas de ajenjo. Las paredes están llenas de carteles de obras. La que más destaca muestra una casa iluminada en el interior de un bosque oscurísimo. Vaya causalidad (casualidades no hay), el cartel hace referencia a la obra que vamos a ver: Intrusión..

teatro abasto 2

…………….

La obra fue escrita por un joven dramaturgo francés: Frederic Sonntag. Al menos eso leemos en la pantalla de un celular que muestra la página de Alternativa Teatral, donde podemos repasar su extensa carrera. Ha escrito al menos nueve obras y también se desempeña como actor. Sus obras están girando por el mundo, adaptándose en países tan distantes entre sí como Alemania y Argentina… Ese es justo el país en el que estamos ahora, mientras ingresamos a una pequeña y cómoda sala totalmente llena de espectadores cuyas caras no ocultan la ansiedad de saber sobre qué se tratará una obra de título tan enigmático.

…………….

El enigma es acrecentado por el escenario. Un sillón central , rodeado de las paredes de una casa. Una ventana perdida a la izquierda, la cual no permite ver mucho de afuera. A la derecha, una radio y un reloj que seguramente son la única conexión al exterior del lugar. Las luces se apagan , y de repente aparecen cuatro personajes de la obra. Alternándose entre sí, se presentan con mucha felicidad en sus caras. Algo dice que en el resto de la obra no se volverá a ver esa alegría en sus rostros.

intru

…………….

Dos parejas decidieron pasar un verano en una casa perdida, para alejarse un poco de los ruidos de la ciudad. Lo que no intuían es que su reposo iba a ser roto por el único ruido que no podemos escuchar en la capital: el silencio.

…………….

Una chica anónima vestida de blanco ingresa en la casa. Su cara está totalmente perdida, parece que no comió hace tiempo. Pero lo más preocupante para los residentes del hogar es que no le escuchan decir ni una sola palabra. Por más que le griten o la sacuden, ella permanece inmutable. Eso es lo que verdaderamente les molesta Florencia y a su novio Tomás, a Juana y a su prometido Vicente: la imposibilidad de saber qué es lo que realmente significa esa joven que se atrevió a sentarse abajo del sillón y mirar fijamente al público sin emitir un chasquido.

chica

…………….

Dijimos “mirar al público”. ¿Es que no hay cuarta pared? Intrusión debe ser una de las obras que más desafían la separación obligatoria con el público. Mientras el resto de los personajes la rodea, la Jovencita Muda mira constantemente a los espectadores intimidándolos. A lo largo de la obra, ella hará pequeños gestos apuntados al público para generarle más preguntas manteniendo ¿siempre? el silencio.

…………….

Los personajes tampoco saben qué quiere decir la jovencita. Entonces optan por lo que el humano ha hecho generalmente ante lo desconocido: rellenarlo de sus propios miedos y no animarse a aceptarlo como una parte de él mismo. El intelectual Vicente preferirá ver cuestiones de índole filosófica e incluso místicas: el gracioso y “avivado “ Tomás hará chistes al principio, para luego descargar toda su violencia contra la Muda y querer sacarla de la casa cueste lo que cueste. Florencia optará por protegerla sin muchas reflexiones, a Juana le dará un miedo más que angustiante sin que pueda explicar por qué siente esto.

lado

…………….

Verdadera grieta ha creado la extraña. Dos parejas a punto de romper por un inocente silencio. Tomás y Juana se irán complotando entre sí, aunque a uno le guíe la violencia brutal y a otra el miedo acongojante. Vicente y Florencia se irán turnando para cuidar a la chica, aunque a uno lo dirija la curiosidad intelectual y a otra un sentimiento de solidaridad. ¿El silencio de la anónima no será acaso la manera en que se expresa el inconsciente de los personajes?

…………….

Todas las angustias internas irán aumentando su eco cuanto más callada esté la chica. El caso más grave se ve entre Juana y Vicente, quien se irá alejando de su pareja y  la realidad para ensimismarse con su protegida. Juana seguirá sintiendo miedo y sus deudas maritales pendientes (tener un hijo) tendrán un nuevo culpable para responsabilizar.

mirada

…………….

La dirección de Leonardo Saggese no deja hilo sin conexión. La posición que toma cada actor en el escenario constantemente tiene algo que decir; no hay caprichos en estas elecciones. Un enorme mérito se llevan los actores, quienes deben cambiar de posición tras cada cierre de acto en solo pocos segundos. Ningún tropiezo o error se percibe en estas maniobras tan rápidas y precisas.

…………….

Hasta las vestimentas hablan: La Jovencita Muda está vestida toda de blanco, como si se tratase de un ángel caído. Hace acordar a aquel señor muy viejo con unas alas muy enormes de Gabriel García Márquez, del que tanto abusaron los terrestres. Ella también será arrastrada y llevada por los humanos como si fuese una cosa para distraerse e interrogarse. Las vestimentas deportivas de Florencia y Tomás; la ropa formal de Vicente y la estética impecable de Juana. Todos detalles que hablan de las personalidades de cada uno y la postura que tomarán frente a la extraña.

vetsidos

…………….

¿Los nombres también habrán sido elegidos a propósito? Muchos tienen reminescencias bíblicas: el violento Tomás que constantemente agarra con fuerza y desconfianza a la chica rememora a aquel apóstol que le tocó las llagas a Cristo para creerle. ¿Hay nombre más cristiano que el de Juana, quien parece ser la más sensible y débil del grupo?

…………….

Pero no crean que las personalidades son estáticas o que se puede tomar partido fácilmente por “buenos” y “malos”. El miedo de la inocente Juana la conducirá a las decisiones más atrevidas del grupo. La intelectualidad de Vicente se convertirá en una obsesión enfermiza por su objeto de estudio, con el que incluso habrá tensiones de índole sexual en uno de los mejores pasajes de la obra. El silencio de la anónima desenmascara a todos, mostrándolos en sus grandezas y flaquezas.

loco

…………….

La música merece un párrafo aparte. El repertorio elegido pertenece a canciones de los legendarios Led Zeppelin. ¿Hay una banda más opuesta a la idea de silencio que los pesados y arrolladores hombres de Zepp?? Esta idea tan convicente se muestra totalmente errónea cuando repasamos las canciones acústicas y más desconocidas de este glorioso grupo inglés . Page , Plant, Jones y Bonham desafiaron a la crítica y al sentido común rockero con un disco como Led Zeppelin III, una de las joyas del folk rock británico. El lado A de Houses of The Holy y temas diseminados en su discografía más pesada (Thank You de Led Zeppelin II o Bron Yr Aur y Ten Years Gone de Physical Graffiti) muestran uno de los lados más sensibles y bucólicos de un grupo que tanto amaba al folk de su país . Las imágenes que los muestran en la campiña en el film The Song Remains The Same y su pasión por Tolkien van por el mismo camino.

Los nombres bíblicos y la aparición de un silencioso ¿ángel? en Intrusión también combinan con la banda londinense. Los símbolos del grupo (al que tanto dinero le deben los tatuadores), el intéres por un mago llamado Aleister Crowley (que ha llegado a grabrse en los surcos de Led Zeppelin IV) o las declaraciones de Plant sobre la influencia de Capricornio en Jimmy Page.… Todas son pistas que esperan ser descubiertas por quien quiera encontarlas.

…………….

El repertorio zeppeliano elegido en la obra está conformado por muchas de estas canciones olvidadas en el mainstream. Fueron interpretadas con maestría por Tomás Visco en guitarra acústica, y el sonido quedó a cuenta del joven Lucas Regeiro, quien se apunta como una de las mayores promesas del sonido argentino. La limpieza que logró en sus grabaciones le dio una gran calidad al audio de la obra. Su trabajo estuvo a la altura del exigente rol que el director le otorga a la música, que acompaña al contenido de cada escena y es constantemente manipulada con interrupciones y vueltas repentinas. El dramatismo de Kashmir, la calma débil de Bron Yr Aur y la melancolía de The Rain Song serán el acompañamiento preciso de los miedos que esta casa perdida en el bosque debe soportar. Los efectos también tienen su lugar: Lucas manejó a la perfección sonidos de lluvia, encendidos de radio y otros detalles que se escucharon con perfecta naturalidad en la obra.

…………….

“There´s a lady who´s sure all that glitters is gold. And she’s buying a stairway to heaven. When she gets there she knows if the stores are closed with a word she can get what she came for”, se le escucha cantar al leonino Plant cuando la obra termina y el público emocionado aplaude a los actores. El sillón queda vacío mientras la radio escupe por los parlantes una de las canciones más coreadas en los fogones del mundo. Las palabras que Zeppelin le dedicó a esta misteriosa dama parecen haber sido dedicadas a la anónima protagonista de Intrusión. Ella también termina comprando escaleras al cielo, con su ropa y silencio angelicales. La única diferencia parece residir en que no sabe que con una palabra puede conseguir lo que la hizo venir hasta la casa. O quizás sí lo sepa. Nos pasamos diciendo cosas todo el día para conseguir lo que queremos: quizás sea preferible callarnos y no conseguir lo que deseamos, y disfrutar el incómodo silencio de la insastifacción.

Reflexiones de los actores sobre el silencio de la joven anónima:

Clara Pino (La Joven Muda): “Cuando uno se aquieta y se escucha a sí mismo, aparece nuna gran cantidad de fantasmas. Ellos están en soledad y en la tranquilidad de unas vacaciones, y salen a la luz ciertas verdades que tienen ocultadas. Aparecen fantasmas ante una presencia que no dice absolutamente nada, es algo que está en sus cabezas y dejan salir”

Matías Rossomando (Vicente)“Para mí el silencio de la chica que aparece y no habla es justamente el empuje al abismo de uno mismo. Cómo encontrarte con lo desconocido, que a veces está dentro de uno. Me parece que cuando te empujan a conocer ese mundo interno tuyo desconocido, podés encontrar cosas que nunca imaginaste en tu vida”.

Intrusión está todos los jueves a las 21 horas en Teatro del Abasto (Humahuaca 3549) La entrada se puede reservar lamando al 4865-0014 , por http://www.teatrodelabasto.com o mandando inbox a fb.com/intrusionteatro

Intrusión: ficha técnica

Autoría:Frédéric Sonntag
Actúan:Johanna AravenaLeandro LombardiClara PinoMatías RossomandoGabriela Seminara
Vestuario:Edna Fernández Chajud
Escenografía:Edna Fernández Chajud
Iluminación:Salvador GonzalezMiguel Rivarola
Música original:Lucas RegeiroTomás Visco
Diseño gráfico:Gabriel Piacenza
Asistencia de escenografía:Magdalena Del Mar Rodriguez
Asistencia de dirección:Gabriel Piacenza
Prensa:Walter DucheAlejandro Zarate
Dirección:Leonardo Saggese

Fuente de las imágenes:

img.alternativateatral.com/fotosteatros/000000283.jpg
http://www.revistaelabasto.com.ar/El%20Abasto_archivos/128/abasto_ochentoso.jpg
s3-media2.fl.yelpcdn.com/bphoto/anYArQOlVrOT7Pis5xActQ/348s.jpg

facebook.com/intrusionteatro/?fref=ts

Anuncios