Escriben: Laila Pecheny y Victor Tapia.

El mundo musical tiene un montón de entrecruzamientos entre canciones. Hoy les traemos unos llamativos intertextos que aparecen en dos temones de Soda Stereo. Gustavo llegó a ser Cerati pero antes de lograrlo reconoció a sus precursores y expresó el cariño que sentía por ellos en varias de sus letras . 

Una de las estrofas de la canción Juegos de Seducción (contenida en el álbum de 1985  Nada Personal)  dice: ” Estamos solos en la selva,  nadie puede venir a rescatarnos”. Creemos que esta línea tiene cierto paralelismo con la frase “Estamos en el bosque los dos muy solos” perteneciente al Rock del Ton Ton ,  uno de los primeros rockanroles del país compuesto por Johnny Tedesco en 1961. Gustavo declaro abiertamente en varias oportunidades que Johnny fue su primer ídolo.
https://www.youtube.com/watch?v=C2VuyuX5HdY

En un fragmento de la biografía de Cerati escrita por Juan Morris (aportada por Dorita Reneé Righetti con gran gentileza de Johnny Tedesco III), se lee esta descripción sobre el fanatismo que sentía el líder de Soda por Tedesco:

“Los sábados a la noche, las casas que tenían un televisor se paralizaban frente a la pantalla de Canal 13 para ver el El Club del Clan, un programa musical que Lillian y Juan José no se perdían nunca. Gustavo lo miraba con ellos y se había hecho fanático de Johnny Tedesco, la estrella adolescente del programa. Pegado a la tele, lo miraba fascinado; un chico rubio y angelical de quince años que imitaba a Elvis Presley y tenía un puma como mascota, Johnny Tedesco imitaba a Elvis y Gustavo imitaba a Johnny Tedesco. Era su primer ídolo”

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la canción “Prófugos”, Cerati gruñe “No Seas Tan Cruel” haciendo referencia a la canción de  Elvis Presley Don´t Be Cruel”. La periodista Celina Abud, cercana a Cerati en su infancia y adolescencia,  confirmó la existencia de este intertexto en una excelente nota en la cual homenajeó a su padre de quien también hablaremos en esta nota.(http://www.ambito.com/757217-en-primera-persona-un-cerati-en-mi-sofa)

Vale la pena recordar como Soda Stereo se plantó frente al rock argentino de fines de los 70, rechazando muchos de sus presupuestos ideológicos y algunas de sus caracterísitcas estilísticas. El primer álbum del grupo fue una acelerada invitación al baile y la alegría, que aún hoy impide a muchos la apreciación de la denuncia política que subyacía en muchas de sus letras. ¿Por Qué No Puedo Ser del Jet Set? es la más elocuente, pero también está la crítica a los medios en Sobredosis de TV;  la referencia al  último régimen dictatorial en el final de Dietético; el cuestionamiento que esta canción y Mi Novia Tiene Bíceps le hacen a la llegada de la “vida sana ” al país o la curiosidad de que Daniel Melero compuso Trátame Suavemente luego de ver el discurso de Galtieri anunciando la guerra de Malvinas. “Esta inconstancia no es algo heroico, es más bien algo enfermo”.

No por nada, este disco fue calificado de “comercial” e incluso se acusó a los Soda de ser el nuevo Club del Clan.  Muchas de sus canciones (Teleka Te Hacen Falta Vitaminas) eran rockabillys modernizados a los 80. Tampoco es casualidad que lo haya producido Federico Moura, otro gran denunciante de la historia oficial del rock.

Cerati hablaba así del rock de su generación:

” No me gustaba nada de la música de acá, absolutamente nada. Ni siquiera Virus […] Entonces me hablaban de García y yo hacía ´¡puff! ´. Me nombraban a Spinetta y yo decía ´bueno, alguna vez me gustó , pero ya no´. Era un poco caprichosa mi posición, pero no mentira. Era lo que sentía (Ramos y Lejbowicz; 1991)

“Una de las cosas que más me molestaban de los discos de rock argentino eran los cantantes. Era un problema poner Crucis o Vox Dei. El sonido, vaya y pase, porque había buenos músicos. Pero no podía creer que un tipo como Porchetto se considerara cantante. Yo canté en iglesias, en fiestas judías, en colegios, en barrios, y canté folklore, que es excelente para aprender a cantar encima de la guitarra. Y siempre quise, como Federico Moura, que se notara que podía cantar, que podía pronunciar bien en castellano y no ese balbuceo para que sonara lo más yanqui posible” (Página 12; junio de 1999)

Posteriormente, Gustavo se reconciliaría con muchos de estos rockeros: así lo prueban sus covers de Vox Dei Spinetta, con quien compartió escenario maravillado. Pero estas declaraciones de Gustavo prueban el corte que hizo el rock argentino de los 80 con el de los 70 , que incluye la reivindicación del primer rock and roll. Aunque al comienzo no le gustaba, Cerati rápidamente se percató de la maestría de Virus:

” Al principio tuve la típica actitud de músico de grupo nuevo que cree que va a salir y se va a llevar el mundo por delante, y me dije: ´Mmmmm, esto…´, pero no pude ocultar mi simpatía y alegría por escuchar algo que sonaba diferente, que tenía una intención de ruptura´(Riera y Sánchez; 1994; )

El bajista Zeta Bosio recuerda:

La primera sensación que tuvimos cuando apareció Virus fue que había alguien que no conocíamos que  estaba haciendo algo parecido a lo que nosotros queríamos hacer en otro lugar de la ciudad, muy lejos de acá, y pensamos: ´Uy, no estamos solo´. Los escuchamos por la radio y después nos fuimos a comprar el disco ” (ob.cit)

Tampoco es azaroso que Moura  haya sido pionero con Los Twist en realizar un cover de Sandro.  Aquí se los ve juntos interpretando una reversión de Tengo, que solía ser parte del repertorio en vivo de Virus:

Federico Moura criticaba duramente a la historia oficial por condecorar a La Balsa como el origen del rock:

Nos gusta la primera época de Sandro, cuando estaba con Los de Fuego. Creemos que Sandro, junto con algunos más, fue el precursor del rock en la Argentina. Muchas veces se habla de Litto Nebbia o de Tanguito, pero Sandro ya tenía ocho años de rock and roll encima. ¿Por qué borrarlo como si no existiera?” (ob.cit)

En Obras de 1983, Virus ordenó que antes del recital se pasaran temas de Elvis Presley, los Bluebirds y Bill Halley; también se liberó el estadio de butacas para que la gente bailase (ob.cit; p. 69). Esto generó el rechazo de periodistas como Gloria Guerrero, que se quejaban de que Obras se hubiera convertido en una pista de baile (Revista Humor; julio de 1981)

El manager de Virus y Soda Stereo  era Carlos Rodríguez Ares, fan confeso de Elvis Presley que les recomendó grabar a los muchachos de La Plata el tema Atmósfera Pesada para un tributo a Sandro lanzado a fines de los 90. Ares también fue el impulsor de Los Helicópteros Los Ratones Paranoicos.  Justamente, fundó su productora escandalizado tanto por el estado del rock argentino como por su historia oficial.  “El rock nacional es una sarta de mentiras, de inventos, para cuidar la quintita de algunos.  El rock nació en La Cueva´ dicen… eso es una mentira. La Cueva es de Sandro y se hinchó tanto las pelotas con lo que pasaba, que después se fue. Está todo tergiversado. Litto Nebbia le hizo escuchar el tema La Balsa a Sandro y este le dijo que eso no era rock. Yo armé Rodriguez Ares Producciones después de ver un concierto de un artista que le decía a la gente que había que ir de blanco y estar manso y tranquilo. Eso me dio tanto asco… El mensaje confundía a la gente sobre lo que es el rock and roll. Ahí me dije: ´Tengo que hacer algo´. Y me metí en esto. “ , ha dicho en una entrevista a Radio Rock Argentino el mismo hobmre que ya denunciaba en una revista Alta Fidelidad los olvidos del rock argentino.

” Después de lo que hemos visto, ¿por qué insisten algunos entusiastas redactores en afirmar que el rock comienza en 1966 con “La Balsa”? “, terminaba la nota con la que Carlos resumía los orígenes del rock en Argentina a fines de los 50.  Actualmente, ha lanzado un excelente libro sobre la influencia de Elvis en la música argentina, con una profusa documentación histórica. 

Hemos citado antes a Los Twist. Ellos defendían al primer rock desde el nombre con que eligieron llamarse. En su primer disco versionaron Es La Locura, canción en español compuesta por el grupo Los Pick Ups en 1962. No es azarosa la elección: Polo Corbella, baterista de este disco, dio sus primeros pasos con Los Pick Ups. Este legendario músico también fue batero de la conocida formación ochentosa de Los Abuelos de La Nada . Sus palillos pasaron también  por Bubu, Destroyer, Holiday. 

.

Fabiana Cantilo provenía del vanguardista grupo Bay Biscuits, integrado por mujeres que combinaban la música y el teatro en una propuesta satírica. Su desafío a la inmovilidad del rock reinante y sus interpretaciones de temas viejos del repertorio del primer rock argentino (el cover de la canción chilena Marcianita de Billy Cafaro, por ejemplo) le valieron ser atacadas a monedazos cuando Charly García les permitió actuar en un recital de Serú Girán de diciembre de 1981. No es casual que Charly estaba en los recitales de esos días estrenando una primera versión rockera y acelerada de Yo No Quiero Volverme Tan Loco, el primer tema en el que habló bien del baile. En una de esas presentaciones, tocó brevemente La Balsa antes de presentar la nueva canción y dijo irónicamente:” Vamos a tocar un tema modernísimo”. No hace falta recordar que el baterista de Serú era el mismo de Los Gatos: Oscar Moro. 

Otra conexión interesante tiene que ver con Rafael Abud: un periodista que se animó a decir en la revista Rock Superstar de fines de los 70 que Sandro hacía rock, lo que le costó las críticas de la inefable Gloria Guerrero. Abud publicó en 1978 una nota de Daniel Colao, periodista que en los 60 era cantante bajo el pseudónimo de Danny Palma. Dicho artículo repasó toda la historia del rock previa a La Balsa y sigue siendo fuente de consulta indispensable.

Abud era amigo personal de Moura y Cerati, y fue el primero en verles potencial. Su hija Celina recuerda que solía decir: “Si Soda Stereo no se convierte en el nuevo boom argentino, paso a retiro efectivo”. El disco Sueño Stereo está dedicado a él, recordándolo poco tiempo después de su muerte.

Rafael también se animó a dedicarle tapas a Palito Ortega o hablar de la odiada música disco en un número especial que debió hacer completamente solo.  Sus compañeros no se animaron a  seguirlo ya que eran tiempos en que la Expreso Imaginario lanzaba tomatazos a Travolta.  Por otro ladoAbud sería el impulsor de reediciones de Crucis, Los Gatos y Vox Dei cuando trabajó para Sony. Pero también se dio el placer de lanzar una edición especial de inéditos y rarezas de Violeta Rivas. Él realmente tenía una visión completa de nuestro rock y pop. 

Hubo otras bandas under que empezaron a tocar  rockabilly en los 80 como Casanovas , Los Valiants, Eva y Los Pecadores, Billy y Sus Cajuelas Pelvis. Los últimos fueron producidos por el mismo Sandro y  junto a él recrearon sus tiempos con Los de Fuego, en un programa televisivo conducido por el mismo Gitano.

Anuncios