Escribe: Víctor Tapia

Universo Epígrafe comienza la semana con una gran primicia!! Hemos recuperado un relato ficcional publicado originalmente en la Revista Suspiros , publicación de fotonovelas dirigida al público femenino. El número que les acercamos a continuación fue publicado en octubre de 1963 y posee diez fotonovelas. Pero nosotros nos centraremos en una historia publicada en las primeras páginas de la edición, la cual posee al mismísimo Johnny Tedesco como protagonista!! Dato importantísimo para comenzar: el músico fue elegido como tapa de la revista. 

tedesco01

Tedesco es uno de los creadores del rock argentino en español, pese a que la historia oficial continúa negándole su merecido lugar. Cuando tenía solo 14 años, compuso el Rock del Ton Ton, canción que grabaría en 1961 desatando un récord de ventas: medio millón de discos fueron vendidos en todo el país!  Un rock and roll en español de factoría propia, que antecede a La Balsa por seis años y que gozó de una popularidad inusitada, llegando a ser editado en Francia. 

Johnny ha creado un rocanrol realmente argentino y cantado en español, y desde muy chico sufrió las críticas de madres preocupadas por sus movimientos pélvicos. “[…] al canal llegaban cartas de madres quejándose porque decían que era obsceno mostrar a un chico haciendo movimientos pélvicos. Era el Elvis que tenía adentro y que no podía manejar…”  (Benini ; 2 de diciembre de 2016) 

tedesco02

Pero poco le importa a la historia oficial que Tedesco hiciera rock de autor, o que provocase escándalos mediante su baile. Tampoco parece relevante que en 1966 grabase un cover de la canción italiana “C´era un ragazzo che come me amava i Beatles e i Rolling Stones” ,  con una letra en español que bajo plena dictadura de Onganía se animaba a criticar la guerra de Vietnam. El tema contaba la historia de un muchacho que usaba pelo largo y gustaba del rock, hasta que un día fue alistado en el ejército. Mucho se ha hablado de las detenciones de hippies practicadas por la “Revolución Argentina ” (que de argentina no poseía nada). Pero nunca se ha dicho que el primero en grabar una canción criticando las persecuciones impuestas por los gobiernos a los hippies fue Tedesco: Cabellos largos ya no usará, y su guitarra no tocará”.  El simple fue lanzado el mismo año que Rebelde de los Beatniks Litto Nebbia afirma haber escrito la traducción, dato a comprobar ya que legalmente fue acreditada como creación de Mario Pizzurno, capo de RCA.  La banda de acompañamiento de Johnny fue según algunas fuentes el grupo venezolano Los Supersónicos, aunque otras indican que fueron los mismos Gatos Salvajes.  En cuanto a la versión original de la canción, cabe decir que fue compuesta por Mauro Lusini y Franco Migliacci, y cantada por Gianni Morandi con arreglos de Ennio Moricone. La televisión y radio de la RAI la censuró, lo que prueba cuán temible era su contenido para los gobiernos.

 Años después, el rockero de los pulóveres criticaría el expolio al que era sometida Latinoamérica con la canción Soy Latinoamericano, grabada en 1971.  Pero Johnny no sólo poseía similitudes líricas con los rockeros reconocidos  en la “historia oficial”; también guardaba fuertes parecidos estilísticos en su música. En 1965, Johnny grabó un blues en español propio junto a los uruguayos Los Iracundos, llamado Volverte a Ver. Y en 1969, lanzaría otro blues propio junto a Claudio Gabis de Manal David Lebón, llamado La Gata de la Piel Oscura. Si Tedesco tocaba rock y blues en español antes que Los Gatos; escandalizaba tanto con el baile como con temas de fuerte compromiso político; y grababa junto a músicos reconocidos por la historia “oficial” temas que no poseen diferencias estilísticas importantes con Pappo´s Blues Pescado Rabioso…. ¿por qué se insiste en negar qué fue uno de los verdaderos iniciadores del rock nacional?

tedesco03

Como aporte a su reivindicación, Universo Epígrafe acerca este relato ficcional escrito por Gabriela Schoo, en el cual Johnny se muestra como un rockero de clase humilde dispuesto a salvar a una mujer de los vejámenes a los que la somete su novio de clase alta. Alto y delgado como un cow-boy de las praderas, vestía unos arrugados y viejos pantalones y una remera tan vieja y arrugada como aquellos… Además, cargaba una guitarra..”  La autora cuidó que la estética de Tedesco quedase bien alineada al rock dentro del relato. 

El final sorpresivo sorprende al lector con un gran golpe de efecto. Muchos podrán cuestionar que Johnny esté inmerso dentro de una matriz melodramática cargada de rasgos ideológicos netamente conservadores. Pero esa “crítica” implicaría olvidar el carácter ambiguo de los melodramas latinoamericanos, que si bien defendían al status quo permitían al mismo tiempo que la clase alta fuese criticada por sus malos modales y actitudes. Una verdadera válvula de escape para las quejas de las mujeres de clase humilde que consumían este tipo de revistas.

tedesco04

Página de la revista que muestra la fecha de publicación

Y no sólo hay que tener en cuenta que el rockero poseía 18 años cuando salió esta revista. Hay que ser más punzantes y recordar que los mismos Gatos Salvajes participaron de una fotonovela junto a Johnny Tedesco. Publicada en el número 66 de la Revista Suspiros, Johnny actúa en ella como integrante de un grupo de jóvenes pandilleros, los cuales no son otros que los miembros de la banda liderada por Nebbia y Fogliatta. Pocos apóstoles de la historia oficial estarían dispuestos a reconocer que los supuestos iniciadores de la “música progresiva y seria” también participaban de fotonovelas y movidas  supuestamente “comerciales y pasatistas” , como los programas de La Escala Musical.  Chango Pueblas, violero de Los Gatos Salvajes, acompañaría posteriormente a Tedesco como bajista y manager. El mismo Nebbia compuso la mayoría de las canciones del disco Johnny, lanzado por Tedesco meses antes de La Balsa. Los músicos de Los Gatos fueron sesionistas en este disco. Y el bajista Alfredo Toth ha dicho: “[…] me encantaba Johnny Tedesco del Club del Clan, con una tendencia más rocanrolera. Estando en Los Gatos Salvajes necesitó un bajista y toqué con él (Antonelli; 2005; p. 111).

Los datos que muestran que no hubo quiebre alguno entre el rock previo a La Balsa y el que lo siguió son abrumadores. Sólo agregaremos que Johnny tocó en vivo junto al quinteto de “Black” Amaya ( baterista de Pappo´s Blues y Pescado Rabioso)  en 2008; y compartió escenario con Moris en 2013 .  Recordando sus zapadas con los músicos admitidos en la “historia oficial”, Tedesco recordaba: “Un día, en plena dictadura, estábamos tocando en un sótano de la calle Junín. Metieron un colectivo de culata y nos llevaron presos a todos (Clarín; 21 de septiembre de 2008). La evidencia histórica muestra una línea continua en la historia del rock argentino, la cual debemos reconocer si queremos frenar con la injusticia en la que ha sido sumida la memoria de nuestros pioneros.

Fuentes bibliográficas:

Antonelli, Mario. 2005. Los Gatos Salvajes. 40 años de rock de autor en castellano. Editorial Catálogos.

Benini, Marcelo. 2 de diciembre de 2016. Johnny Tedesco, el Elvis Presley de Villa Urquiza. Periódico El Barrio. Disponible en: https://periodicoelbarrio.com.ar/si-no-hubiera-nacido-en-estados-unidos-elvis-hubiera-sido-de-villa-urquiza/

Clarín. 21 de septiembre de 2008. ¿Te acuerdas de Johnny Tedesco? Disponible en: https://www.clarin.com/extrashow/acuerdas-johnny-tedesco_0_SkEmLl2R6tl.html

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios