Escribe: Víctor Tapia

………………………………………

Under. Mainstream. Independiente. Alternativo. Experimental. Comercial. Anti comercial. La prensa musical argentina ha vapuleado estas palabras al extremo de vaciarlas de todo significado.  Las pocas voces que tienen permiso para hablar de música en nuestro país se agrupan con una organización envidiable.  El coro central repite cual loop de viejo quejoso: “no hay nada nuevo que valga la pena”. A los costados, otros cantantes aprovechan unos pocos minutos de silencio para promocionar a los grupos “nuevos”.  ¿Deberíamos cantar con ellos?

Aunque parezcan ser los díscolos del coro, la realidad es que sus voces están completamente sincronizadas y afinadas. Los nombres que mencionan se vienen repitiendo desde hace más de diez años.  Mencionan como “under” a bandas que tocan en el exterior con la misma facilidad con la que uno se puede tomar el subte a Callao y Corrientes.  Señalan con desdén al mainstream y a lo comercial, mientras sus defendidos cobran unas entradas bien abultadas, convenientemente publicitadas por la vía pública. Y lo peor: rotulan como “experimental” a unas decenas de expresiones que ninguna renovación plantean a la música. No importa construir algo original o que extienda los límites de lo hecho hasta el momento; basta con respetar los clichés estéticos de la prensa, desparramar un poco de ruido a algunas canciones dignas de Chano y  resguardarse de toda crítica bajo el omnipotente término “indie”: la bolsa de gatos más acogedora de la música.

Hemos hablado mucho del pasado en Universo Epígrafe, conscientes de que es la mejor manera de no repetir los mismos errores. Pero también es necesario hablar del presente, para escuchar a quienes quedaron afuera del coro. A las miles de voces que rodean a la iglesia que controla nuestro arte,  ejerciendo una presión constante que un día terminará de romper las puertas.  El periodismo musical debe tener el compromiso de promocionar a los verdaderos músicos emergentes, y dejar de darle de comer a quienes ocupan la primera plana del under desde que llegó Juan de Garay.  Ésta es la primera de una serie de notas sobre artistas muy dignos de escuchar, pero raros de ver en las páginas masivas. Hagan el ejercicio y comparen una agenda del suplemento No de 2003 con otra de 2017. El juego de las siete diferencias será una empresa imposible.

 

Noseso-logo2

 

 

…………………….

 

¿Disco nuevo y debut? Sí. ¿Sello autogestivo? Por supuesto; Noseso Records, el proyecto de Zelmar Garín abocado a editar ´música inclasificable´. ¿Artista de quien se sepa poco? También. La flamante obra de Vika Souto cumple con todos estos requisitos, aumentándolos con creces merced a dos factores no tan fáciles de hallar en la actualidad. Virtuosismo por un lado, pero con una vocación por la experimentación como norte final.

Youtube y Soundcloud son algunos de los escondites públicos en los que Vika mantiene dobladito y  guardadito este tesoro  que evidencia cuántas posibilidades inexploradas hay en la experimentación vocal argentina. Y está claro que la música que irrumpe al hacer clic se impone al formato que la empaqueta. En una época en la que la canción parece haber desplazado al disco y queda mezclada con miles de pestañas del navegador, la voz de Souto fuerza cual sirena benigna a pegar la cola a la silla y seguir el disco entero. Cualquier intento por buscar distracción en los mil recovecos de internet muere fácilmente gracias a lo peculiar e intrigante del disco. Basta tener una mínima sensibilidad en el oído para percatarse que no estamos ante otro disco más del falso under.

                                 

                                                     ………………

La experimentación con la voz tiene una larga tradición en la avant garde académica, y a veces ha roto sus cercos para utilizarse en propuestas más cercanas al pop.  Ejemplos sobran : Los Jon Anderson multiplicados de We Have Heaven, las celestiales voces de Elizabeth Fraser cantando un idioma tan intendible como emocionante, e incluso los bajos volúmenes en el canto shoegaze de unos My Bloody Valentine.

  En Argentina,  Juana Molina ha quedado como la referencia ineludible en la materia gracias a su ya clásica loopera y a su éxito internacional.  Pero aunque con cada disco nuevo tenga más éxito y reconocimiento, su trabajo no parece haber dejado una escuela perdurable. La prensa no registra a un movimiento de cantantes que posean parecidos estilísticos con ella, y a veces pareciera ser lo único rescatable en tanto humo pasajero fogueado por los portales.

Una vez más, nos topamos con que quienes deberían estar escuchando prefieren hacer oídos sordos. Y la mejor prueba es ¿Qué es esto? de Vika Souto. Si bien la comparación con Molina es irresistible al ser la única referencia masiva,  este disco extrema muchísimo más la experimentación. Las canciones son puramente vocales en casi todos los casos  y tienen miles de capas de voces superpuestas, grabadas a lo largo de varios años. También es mucha más notoria la rica influencia ejercida por las vidalas y bagualas. Las voces de Souto se van contestando entre sí, generando una disputa entre oscuridad y luminosidad que atraviesa todo el álbum. El “Escondite” intimida siempre a lo “Luminoso”.

souto

 Vika Souto

……………………………..

Cada canción es un mundo distinto y podría escucharse tranquilamente por separado reconociendo muchísimos elementos asombrosos dentro de ellas. Pero el disco posee una fuerte unidad conceptual desde la canción de su inicio, que también será repetida al final en un certero reprise.  En ella se le advierte a los oyentes  que hay algo ´chiquito,  dobladito y guardadito en una cajita para que no exista”. La invocación  de Vika invita a abrir esta caja de Pandora sonora para recorrer todos sus secretos.  Por si fuera poco, tres canciones del disco (Deseo, Escondite u Mi Boca en Mi Boca) están enganchadas como si se tratara de tres partes de una misma suite.

Las primeras canciones poseen en sus letras constantes referencias a algo que se está desempolvando con mucho esfuerzo. “Llevate todo, no lo quiero, no me importa,  robame “, dice Sacame. “Hay algo de la escondida que queda en el escondite. EL hombre sale, la mujer sale, se muestra, existe´ dice Escondite.La verdad no te la voy a decir acá”, remata Deseo.  Las letras se escuchan claramente y se repiten varias veces. Otra vez más, la fuerza y recursos con las que son cantadas hacen que se peguen en nuestra memoria insistiéndonos que hay algo mucho más profundo y oculto detrás de ellas. Patada directa al inconsciente musical.

Pero el plato principal de ¿Qué es esto?  está en la increíble música que esconde. Las sorpresas se van acumulando en las distintas capas que van construyendo las canciones. Ahí está la intro de Nacerlos que evidencia el virtuosismo de la voz de Souto . El armonioso comienzo será roto por otros gritos de dolor que se escuchan en el fondo, que acompañan a Vika mientras habla de Cómo se Abre Paso el Infinito. La temática del nacimiento es otro de los motivos constantes de este magnífico disco.

 

Las voces aniñadas con las que cierra Nacerlos serán rápidamente arropadas por Luminoso, una canción de cuna repetida por varias voces graves y agudas que al unísono se complotan para mecer a un bebé.  Este momento de quietud continuará en el comienzo de La Memoria Juega, la cual parece perfectamente organizada y precisa al principio para luego ser rota por varios ¿gorjeos? totalmente inesperados.

Quizás la canción con más ritmo sea Ayer Me fui A Parir, lo cual explica por qué fue elegida como uno de los tres simples de difusión. Lo movido de la canción no impide que sea una de las más arriesgadas y que posea un montón de capas imposible de contar con la oreja.  Memorable cómo aparece la frase ´Ayer me Fui a Parir”,  dicha por una voz de Souto a la cual responde otra alentándola con  un ´¡ Vamos Vamos! ´

El final guarda los dos temas más experimentales, con el curioso Necesito Actriz Sobreactuada Para Decir Que No, cuyas voces recuerdan a una madre retando a un niño para que no que toque un enchufe.  Luego sigue Amaraé, la cual presente una propuesta despojada  de toda letra, colocando al frente a a música emanada de las voces y todo lo que ella nos sugiera.

………………………………

Soundcloud advierte que ya hemos llegado a la canción número doce y que en breves minutos se volverá a reproducir todo el disco. Y ¿Qué es Esto?  parece responder a la pregunta que le da título. El cierre es un reprise de Chiquitito, mucho más breve y dramático. Unas voces agregadas rugen y se sobresaltan al final, antes de que Vika aclare sobre aquello que se quiere mantener guardadito para que no exista. “¡Pero Existe!” , termina sentenciando Souto en los dos parlantes sin más que agregar. Lo mismo decimos del verdadero under argentino, que por más que algunos quieran guardar en sus cajas de intereses, nunca podrán lograr que no exista.

Este viernes 4 de agosto Vika Souto tocará junto a Hernán Vives –  Flora Gril y Habla Laura en Roseti 722, a las 21:30 horas. La entrada pueden comprarla por 120 pesos aquí, y de paso con ella adquieren el disco de Souto u otro de los grandiosos artistas que tocarán en esta fecha: http://nosesorecords.com/tienda/producto/entrada-anticipada-descarga-un-disco-a-eleccion/

Anuncios