Inglaterra es una nación de comerciantes

Frase atribuida a Napoleón Bonaparte

Escribe: Víctor Tapia

Universo Epígrafe continúa adentrándose en la olvidada popularidad del folk británico en la Argentina del siglo XIX.  En esta entrega analizaremos una cita que indica que  la música de Albión estaba presente en nuestras tierras a principios del siglo XIX.  En la próxima entrega analizaremos la banda sonora de las invasiones “inglesas” ; por razones de extensión, debimos desdoblar las notas.

Por otra parte, el repaso de la trayectoria del autor de la cita probará otro punto importante a la hora de analizar la influencia de la cultura británica en nuestro país.  Tiene que ver con el incómodo hecho de que la “ independencia ” argentina no fue más que un cambio de amo: pasamos de ser colonia española a convertirnos en un apéndice británico.  El chauvinismo local hasta el día hoy trata de extirpar este ingrato recuerdo, en el que muchos independentistas fueron más que responsables. 

acta

London Loves….. The Misery of A Speeding Heart: la coherente britofilia de Ignacio Nuñez, político y bailarín de hornpipe

Es harto probable que el folk británico ya estuviera presente en nuestras tierras antes de las invasiones “inglesas”. Así lo permiten intuir las memorias de Ignacio Nuñez, un ilustre desconocido que supo ser uno de los principales operadores de la política argentina hasta la llegada del rosismo. Antes de hablar de sus memorias sobre las danzas porteñas, repasaremos su acelerada carrera que tantos elogios suscitó en Londres.

Ignacio Benito Nuñez Conde nació el 30 de julio de 1792 y en 1806 se inició dentro del ejército.  Hijo del escribano del Cabildo que redactó las actas del 25 de mayo, participó tanto en la lucha contra la segunda invasión inglesa como en la represión de la Asonada de Álzaga (Thames; 2015).  En cuanto a su carrera militar, podemos decir que entre 1806 y 1809 fue sucesivamente cadete del tercer escuadrón de Húsares, Alférez, Porta estandarte y Capitán de Infantería del Ejército (Nuñez; 1857; prólogo).

nune

Pintura al óleo de Nuñez… realizada en Londres

Apoyó la Revolución de Mayo y se encolumnó detrás de Mariano Moreno, colocándose así dentro del lado anglófilo de la Primera Junta (Thames; 2015). También formó parte de los ´chisperos´, la patota armada que dirigían French y Beruti (Nuñez; 1996; p.19) . Luego fue voluntario del sitio de Montevideo desarrollado entre mayo y octubre de 1811 (Thames; 2015). En ese mismo año sufrió la persecución saavedrista que lo encarceló por repartir cintas celestes y blancas en la Recova Vieja. La repartija le valió un día de prisión en el Fuerte (Nuñez; 1857; prólogo). En el mismo año logró ocupar su primer cargo público, convirtiéndose en secretario de la Lotería Nacional . En 1812 fue nombrado Capitán del Regimiento de Dragones de la Patria (ob.cit.)

Para el 18 de mayo de 1813, se tornó Oficial Primero de la Secretaría de la Asamblea General Constituyente del Año XIII.  En 1814 se unió a la Logia Lautaro,  desarrollando así su primer flirteo masónico, que luego completó integrando logias como Aurora Estrella Sureña (Nuñez; 1996; pp 18- 19). El 7 de octubre de ese mismo año fue designado por el directorio de Posadas para ocupar los cargos de Oficial Primero de la Tesorería de Montevideo y Comisario Interino de Guerra y Marina (Nuñez; 1857; prólogo).

logia_lautaro

Durante el breve directorio de Alvear (9 de enero al 18 de abril de 1815) publicó un opúsculo con críticas a la gestión gubernamental. Fue impreso en Los Tórculos de Niños Expósitos bajo el pseudónimo de Y. Gañez Nuncio. Por sus discrepancias con Alvear debió refugiarse en la actual capital de Uruguay (Nuñez; 1996;  pp. 18- 19).

El 7 de agosto de 1815 fue elegido Ayudante Mayor de la Brigada Cívica (Nuñez ; 1857; prólogo). El 27 de junio de 1817 asumió como Pro Secretario del Congreso General de Tucumán, reemplazando al artiguista José Eugenio de Elías (Nuñez; 1996; p. 19). En 1817 también se convirtió en miembro de la Sociedad del Buen Gusto del Teatro, en la cual ingresó el 10 de octubre. (Nuñez; 1857; prólogo).

argos

A principios de la década de 1820 Nuñez inició una carrera periodística en diarios como El Argos (1821) , El Centinela (1823) y El Nacional (1824 – 1826) ; y revistas como La Europea (1826). Por esos años completó su educación en la Sociedad Lancasteriana y fundó la Sociedad Literaria de Buenos Aires , de la cual fue secretario desde el 1 de enero de 1822 (Nuñez; 1996; p. 18- 19; y Nuñez; 1857; prólogo).

London Loves… The Way You Don´t Stand a Chance: el rol de Ignacio Nuñez en la encubierta colonización británica

Ignacio asumió el 5 de febrero de 1821 como Oficial Primero de la Secretaría de Gobierno y Relaciones Exteriores de la Provincia de Buenos Aires. Un año después, fue ascendido a Oficial Mayor de Relaciones Exteriores de la misma provincia. El 7 de octubre de 1823 dio un paso más en la escala, convirtiéndose en Oficial Mayor de las Secretarías de Gobierno y Relaciones Exteriores de Buenos Aires (Nuñez; 1857; prólogo).

Este ascenso meteórico fue coronado con su puesto de secretario de la legación en Londres (ob.cit.). Este cargo le fue dado el 17 de febrero de 1825 mediante decreto de Juan Gregorio de Las Heras, en ese entonces gobernador de la Provincia de Buenos Aires. En el mismo texto se designó a Bernardino Rivadavia como ministro plenipotenciario y enviado extraordinario cerca de las cortes de Inglaterra y Francia. Lo gracioso que inmediatamente después de este rimbobante título se aclaraba que estaría especialmente encargado de los negocios cerca de la corte inglesa (Registro Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata; Libro 1, número 22).  La britofilia del decreto se enlazaba con el entreguista Tratado de amistad, comercio y navegación entre los Gobiernos de las Provincias Unidas del Río de la Plata y S.M. el Rey del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda, firmado el 2 de febrero de 1825 (con entrada en vigor a partir del 12 de mayo de ese año) (Biblioteca Digital de Tratados de la Cancillería Argentina).

tratado

Las fechas del tratado no son arbitrarias: en 1824 el gobernador de Buenos Aires Martín Rodríguez había contraído la primera deuda externa local con la compañía bancaria londinense Baring Brothhers.  El millón de libras esterlinas pedido se iba a utilizar para obras públicas, las cuales nunca se concretaron.  La garantía de pago abarcaba en un principio las las tierras públicas de Buenos Aires, aunque luego se extendió a todas las tierras de la nación. El ideólogo del préstamo fue un gran amigo de Nuñez: Bernardino Rivadavia, en ese entonces Ministro de Gobierno de la Provincia de Buenos Aires. La deuda se terminó de pagar 80 años después, en 1904. ( La Gazeta; s/f) [Nota al pie 1]

riva

A este punto queda probado el elocuente patriotismo de Nuñez, quien en 1826 siguió operando por los intereses ingleses. El 18 de febrero de ese año fue la fecha en la que se convirtió en Oficial Mayor de la Secretaría de Gobierno de La Presidencia Nacional.  Bajo ese cargo viajó a la Banda Oriental para exigirle su sumisión a cambio de la ayuda en la guerra contra el Brasil, totalmente fogoneada desde Londres (Nuñez; 1996; pp 20-21).  Nuñez fue nombrado ministro interino de gobierno el 7 de julio de 1827 , acompañando así a la efímera presidencia de Vicente López y Planes (Nuñez; 1857; prólogo).

London Loves….. The Way People Just Fall Apart: la caída de Nuñez tras la llegada del rosismo

El 12 de diciembre de 1828 Ignacio Nuñez fue elegido presidente de la Sociedad Rural.  Desde el 20 de marzo de ese año trabajó como Teniente Primero de la Compañía de Artillería del Primer Batallón de Reserva. El 6 de abril de 1829 fue promovido a Capitán de Artillería del Batallón Egresado. El 7 de mayo de 1829 fue colocado en la presidencia de la Comisión de Abasto y Provisiones.  El fin de su apogeo político comenzó el 26 de junio de 1829, cuando fue nombrado al frente de su último cargo público: representante de la Provincia de Buenos Aires para la Legislatura (ob.cit).

El rosismo encarceló a Nuñez el 3 de noviembre de 1837, fecha en la cual lo detuvo el comisario de policía Pedro Romero. Nuñez fue liberado el 1 de enero de 1838; según su testimonio,  nunca le fueron explicados los motivos de su detención (Nuñez; 1857; prólogo).

anglo

El 9 de octubre de 1840 sufrió un asalto en su casa del cual se salvó escapando hacia los fondos. Un nuevo ataque ocurrió el 23 de octubre, provocando que huyera el 1 de noviembre disfrazado de marinero galo. Se embarcó en un bote de la goleta de guerra francesa Relámpago, con destino a un buque que lo llevara a Montevideo (ob.cit.). Nótese que el bloqueo francés a Buenos Aires había terminado pocos días antes, el 29 de octubre .

Las alianzas entre europeos y unitarios no le fueron de mucha ayuda, ya que tras ocho días debió desembarcar por problemas de salud. Hasta su muerte acaecida el 23 de enero de 1846, debió refugiarse en diversas localidades rurales (ob.cit.).

Now You Concerned About The Way I Feel… Tonight I´m A Hornpipe Star!! : cuando Nuñez brillaba en bailes y billares

Ignacio Nuñez dejó una bibliografía clave en el estudio de la historia argentina. En vida publicó un solo libro, editado en Londres por 1825 tanto en castellano como en inglés: Noticias históricas, políticas y estadísticas de las Provincias Unidas del Río de la Plata con un apéndice sobre la usurpación de Montevideo por los gobiernos portugués y brasilero. Traducido al francés en 1826 y al italiano en 1832, ha tenido sólo dos reediciones en castellano; una de ellas fue publicada en 2010 por la editorial estadounidense Nabu Press y  la restante fue realizada por la compañía inglesa Forgotten Books en 2017 [Nota al pie 2 ]-

noticia

Su hijo Julio Nuñez se encargó de editar una obra póstuma, que suele confundirse con la anterior: las Noticias históricas de la República Argentina, obra póstuma del señor Don Ignacio Nuñez. Dedicada al Sr Dr. D. Valentín Alsina , segundo Gobernador Constitucional del Estado de Buenos Aires por el hijo del autor, D. Julio Nuñez. Publicada originalmente en 1857, tuvo reediciones en 1898 (Guillermo Kraft), 1943 (Editorial Ayacucho), 1944 y 1947 (W.M . Jackson), 1952 (Orientación Cultural y Talleres Gráficos Argentinos L. J. Rosso). La última reedición fue realizada en 1953 por la colección Grandes Escritores Argentinos de la editorial Jackson, con dirección de Alberto Palcos. El libro no se reedita en Argentina hace 66 años.  En el exterior la situación es totalmente contraria: hubo impresiones en 2010 ( The British Library), 2012 ( Nabu Press , The British Library y la editorial francesa Ulan Press) , 2013 ( Nabu Press) y febrero de 2018 ( Forgotten Books).

En 1996 el Senado de la Nación y la Academia Nacional de la Historia publicaron una Autobiografía de Ignacio Nuñez, que no es otra cosa que una traslación del manuscrito Vida del Señor Don Ignacio Nuñez, escrita por él mismo en Buenos Aires. Julio Nuñez había optado por dejarlo afuera de las Noticias Históricas, perdiéndose una fuente clave para reconstruir tanto la vida del último período colonial como la infancia de Ignacio. Pese a que su tirada fue de 2000 copias, hoy es casi imposible de hallar.

autobio.jpg

La  investigadora Olga Fernández Latour de Botas ha sido la única en reparar en los datos alucinantes sobre las danzas porteñas.que se atesoran en esta autobiografía. Precisamente, nosotros conocimos gracias a ella este libro póstumo de Nuñez que probaría la presencia del hornpipe en Argentina incluso antes de lo señalado por Carlos Vega. 

Resulta que durante su juventud Ignacio Nuñez se divirtió asistiendo al teatro y a los billares. Y también decidió practicar baile , en el marco de un aprendizaje en el cual la afroargentinidad jugó un rol primordial:

Concurría a la escuela de danza, no sólo porque el baile llenaba mis inclinaciones, sino porque lo dirigía un hombre de color nombrado Ambrosio Velarde, que había sido esclavo de mi familia, y formado parte de la orquesta empleada en el teatro de Buenos Aires que se incendió el año 1792” (Nuñez; 1996; p. 128)

notidoss

Ambrosio Velarde interpretaba la viola en la Orquesta de la Catedral de Buenos Aires hacia 1790 (Gesualdo; 1962; p. 132). Como lo han demostrado obras de investigadores como  Norberto Pablo Cirio, los afroargentinos tenían un rol preponderante dentro de la música colonial. Por a lo que nosotros respecta, debemos señalar que fue un esclavo de la familia de Nuñez el encargado de iniciarlo en el baile y la música. Lo mismo le ocurrió años después a Joel Walker Sweeney, el primer estadounidense blanco que tocó un banjo.

A esto debe agregarse que en sus primeros años de vida Nuñez tuvo como nodriza a Florencia, integrante de un pueblo originario y esposa de un afroargentino llamado Modesto.   La infancia de Nuñez fue una intersección de las distintas culturas de la Argentina colonial.

Ignacio realiza una descripción de las danzas de su tiempo muy rica para nuestro trabajo. Tengamos en cuenta que su relato finaliza en enero de 1807, cuando se produce el asedio y caída de Montevideo.  El momento en que inserta su relato de los bailes es justo entre las dos invasiones británicas. 

motnveid

Ataque de los ingleses a Montevideo

Nuñez divide la danza porteña en dos ramas. El primero es el “baile decente”, y comprende las diversiones de la clase alta:

“[..] paspié, que lo bailaban una o dos parejas con el compás lento del minué, pero con más variedad de paseos y figuras. 2º El minué liso o figurado. 3º El churri, que era un compuesto de minué y contradanzas, como el minué federal. 4º La contradanza se bailaba muchas veces con treinta y dos medias figuras o dieciséis figuras enteras, a saber: látigo comido, carlota, alas, cadena, alemanda, espejos, banderas, cruz de malta, puentes, látigo sostenido, corona, molino, solos, paseo, valse. Entre estas figuras se ocultaban algunos secretos que hacían cosquillear a los padres y a los maridos. 5º La valsa: se bailaba por una o dos parejas, que no se limitaban a dar prueba de agilidad: circulaban figurando con la misma rapidez. 6º La alemanda, que se bailaba con compás pausado de contradanza, entre un caballero y dos señoras, de uno a otro extremo de la sala, variando el infinito las figuras. 7º La pieza inglesa, o lo que hoy se llama solo inglés. 8º Boleras. 9º Afandangado: estos dos bailes eran muy parecidos y exigían para lucir toda la gracia de Andalucía en el juego de pies y los brazos. 10º El cielo en batalla: este baile era una contradanza adulterada, que tomaba su nombre del espíritu guerrero dominante, como invento en estas mismas circunstancias; se bailaba con música y canto al propio tiempo (Nuñez; 1996; pp. 130- 131)

Como vemos, junto al hornpipe convivían danzas francesas (el paspié, el minué), germánicas (la alemanda, el vals conocido como ´valsa ´) ,  españolas (las boleras, la contradanza) y el baile mixto del churri.

cielito

Litografía de Carlos E. Pellegrini sobre el cielito

También hacía su presencia una danza folklórica argentina, el cielito.  De su variante “en batalla “ sabemos poco. Según se deduce de las memorias de Nuñez , el nombre de este cielito estaba enlazado al contexto de las invasiones inglesas. También fue presenciada por el médico italiano Paolo Mantegazza , quien estuvo radicado en el país entre 1854 y 1858. El matasanos la divisó en una fiesta entrerriana; teniendo en cuenta su permanencia por Entre Ríos, debió haber visto al cielito en batalla entre 1854 y 1856.  Habían pasado 50 años respecto del momento en que Nuñez practicó esta danza (Mantegazza; 1916; p. 68; y Vega; 1936).

¿Qué sucedía con los bailes de la ” clase inferior” de la sociedad colonial? Estos abarcaban el pericón, cadena, tabapui, cielito de tres parejas, fandango y vuelú. Como vemos  ya se perfilan algunas danzas típicas de nuestro folklore como el pericón y el cielito, practicado también por la clase alta bajo la variante ´en batalla´. Lo español vuelve a hacer su presencia con el fandango. El tabapui, también llamado tabapie, era un allegro con texto de seguidillas añadido al final del Cielito. Se danzaba suelto por medio de giros con castañetas, al compás de músicas con características formales que hoy asignaríamos al gato. Si se indicaba que debía hacerse con “betún”, significaba que  era necesario zapatear. Una  frase de zapateado se efectuaba antes de la frase final, la cual era una semifrase de lo escuchado antes (Veniard; 2017; pp. 23- 24).

paolo

Paolo Mantegazza

Queda explicar aún que era el vuelú. Éste fue descripto por Nuñez como un baile portugués de la familia de las boleras y el fandango. Ignacio aseveraba que en él “ se apuraban  las vistas obscenas de la figura”. Según lo apuntado por el político, el baile fue traído por los portugueses radicados en Buenos Aires (Nuñez; 1996; pp. 130- 131)

En las reuniones de baile “decentes” (mejor dicho, de la clase dominante) los jóvenes cantaban canciones españolas o portuguesas acompañándose de clave, ocasionalmente de arpa o guitarra (ob.cit). Cabe preguntarse si el hornpipe se bailaba acompañado de estas canciones, y si existía en nuestro país el acceso a las músicas del folk británico. De haber sucedido lo contrario, estamos ante otra reapropiación original de un elemento cultural foráneo.

Las clases bajas preferían cantar con guitarra canciones tristes, “tiernas o melancólicas del Perú”, las cuales eran explicadas por algunos como resultado de la opresión española sobre los pueblos originarios de Perú (ob.cit). La globalización era un hecho claro en la colonia: tanto la clase alta como la baja se divertían con música y danzas extranjeras.

                                                       Notas al pie

  1.  Sobre el aún vigente tratado de 1825 es conveniente leer la obra del abogado  Julio Carlos González, quien lo ha analizado en extenso probando incluso cómo nos perjudicó en la guerra de Malvinas.  En nuestras fuentes bibliográficas hallarán citados sus trabajos.
  2. En febrero de 2018 Forgotten Books editó a versión en inglés.  Nabu Press ya había hecho por 2011 una reedición en el idioma de Shakespeare.  En cuanto a la versión en italiano, hay una tirada de 2010 creada por Nabu Press y otra hecha por Forgotten Books en agosto de 2018. La gente de Nabu también lo revivió al idioma galo en ediciones de 2010 y 2011. Éstas fueron precedidas por una tirada de la empresa estadounidense Kessinger Publishing , la cual data de 2010.

     

Bibliografía consultada

Biblioteca Digital de Tratados de la Cancillería Argentina. 2 de febrero de 1825. Acuerdo de Amistad, Comercio y Navegación entre las Provincias Unidas del Río de la Plata y su Majestad Británica. Disponible en: https://tratados.cancilleria.gob.ar/tratado_ficha.php?id=mKOnmQ==

Catálogo de la Biblioteca Nacional consultado por las reediciones de las Noticias Históricas de Ignacio Nuñez. https://catalogo.bn.gov.ar

Fernández Latour de Botas, Olga. 23 de mayo de 2010. Mayo y la danza. Publicado en el sitio de Institución Ferlabó
(ferlabo.com.ar).

Gesualdo, Vicente.  1962, La música en la Argentina durante el período colonial.  Publicado en el volumen 16, número 81- 82 de la Revista Musical Chilena, páginas 125 a 134. Disponible en: https://revistamusicalchilena.uchile.cl/index.php/RMCH/article/view/14871/15290
González, Julio Carlos. Sin Fecha. 2 de febrero de 1825: Tratado de amistad, comercio y navegación entre los Gobiernos de las Provincias Unidas del Río de la Plata y S.M. el Rey del Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda. Publicado en argentinaoculta.ocm. Disponible en: http://www.argentinaoculta.com/Tratado1825.htm

González, Julio Carlos. 2004. Los tratados de paz por la guerra de Malvinas. Desocupación y hambre para los argentinos. Editorial El Copista.

La Gazeta. Sin Fecha. Empréstito Baring.  Disponible en: http://www.lagazeta.com.ar/emprestito_baring.htm

Mantegazza, Paolo. 1916. Viajes por el Río de la Plata y el interior de la Confederación Argentina. Editado por Imprenta y Casa Editora de Coni. Se trata de una traducción del libro en italiano Río de La Plata e Tenerife: viaggi e studi di Paolo Mantegazza. Publicado originalmente por Gaetano Brigola en 1867. Para la traducción al castellano se tomó la tercera edición , hecha por Brigola en 1876. La traducción argentina se halla disponible en: https://ia600205.us.archive.org/15/items/viajesporelrod00mant/viajesporelrod00mant.pdf El original de la tercera edición se puede consultar en: https://ia800203.us.archive.org/25/items/riodelaplataete00mantgoog/riodelaplataete00mantgoog.pdf

Nuñez, Ignacio. 1825. Noticias históricas, políticas y estadísticas de las Provincias Unidas del Río de la Plata con un apéndice sobre la usurpación de Montevideo por los gobiernos portugués y brasilero. Editado por R. Ackermann.  Disponible en Google Books: https://tinyurl.com/ybcdat8e

Nuñez, Ignacio. 1857. Noticias históricas de la República Argentina, obra póstuma del señor Don Ignacio Nuñez. Dedicada al Sr Dr. D. Valentín Alsina , segundo Gobernador Constitucional del Estado de Buenos Aires por el hijo del autor, D. Julio Nuñez. Editado por Imprenta de Mayo.  Digitalizado por la Universidad de California en: https://babel.hathitrust.org/cgi/pt?id=uc1.$b709837;view=1up;seq=6

Nuñez, Ignacio. 1996. Autobiografía. Publicación de la Comisión de Cultura del Senado de la Nación en colaboración con la Academia Nacional de Historia. Consultada en la Biblioteca Nacional de Maestros.

Registro Nacional de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Libro 1, número 2. Disponible en: https://es.wikisource.org/wiki/Registro_Nacional:_Libro_I/010

Sitio Web de Amazon, consultado por las reediciones de Ignacio Nuñez.. amazon.com/Noticias-Históricas-Políticas-Estadísticas-Provincias/dp/0265356873

Sitio Web de la Biblioteca Nacional de Maestros, consultado sobre las ediciones de las Noticias Históricas de Nuñez.: bnm.me.gob.arvfDS

Thames, Juan. 1 de agosto de 2015. La historia del olvidado cronista que inmortalizó los orígenes de la Argentina
. Publicado en Infobae. Disponible en: https://www.infobae.com/2015/08/02/1745342-la-historia-del-olvidado-cronista-que-inmortalizo-los-origenes-la-argentina/

Vega, Carlos. 1936. Danzas y canciones argentinas : teorías e investigaciones. Establecimiento Gráfico de Eugenio Ferrero. Disponible en: http://www.tradiciongaucha.com.ar/danzas/Cielito.htm

Veniard, Juan María.2017. El complejo Cielito. Su Música. Publicado en la Revista del Instituto de Investigación Musicológica Carlos Vega de la Universidad Católica Argentina, año 31, número 31. Disponible en: http://bibliotecadigital.uca.edu.ar/repositorio/revistas/complejo-cielito-su-musica-veniard.pdf

Fuente de las imágenes

upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/82/El_Argos_periódico_Buenos_Aires.jpg/250px-El_Argos_periódico_Buenos_Aires.jpg

historiaybiografias.com/archivos_varios4/logia_lautaro.jpg

infobae.com/new-resizer/ZL-Ly271mmRBGRTvlb9oNeHD2ZQ=/600×400/filters:quality(100)/arc-anglerfish-arc2-prod-infobae.s3.amazonaws.com/public/UFEYGY6XMBGI5HI2HWPDOMGRMI

upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/3/3e/Archivo_Histórico_Provincial_-_Tratado_de_amistad%2C_comercio_y_navegación.jpg/383px-Archivo_Histórico_Provincial_-_Tratado_de_amistad%2C_comercio_y_navegación.jpg

http2.mlstatic.com/postal-de-bernardino-rivadavia-edicion-fumagalli-D_NQ_NP_121801-MLA20401092239_082015-F.jpg

pictures.abebooks.com/JCKUT/7698242591.jpg

http2.mlstatic.com/ignacio-nunez-autobiografia-retira-microcentroretiro-D_NQ_NP_13489-MLA20077577179_042014-F.jpg

upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/2/26/Acta_Independencia_argentina_quechua.jpg/300px-Acta_Independencia_argentina_quechua.jpg

researchgate.net/profile/Paolo_Mazzarello/publication/293816562/figure/fig4/AS:669336033312781@1536593554491/Paolo-Mantegazza-Sistema-Museale-di-Ateneo-Museo-per-la-Storia-dellUniversita-di-Pavia.png

upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/d/d0/El_cielito_-_PELLEGRINI%2C_Carlos_Enrique_1841.jpg/300px-El_cielito_-_PELLEGRINI%2C_Carlos_Enrique_1841.jpg

1.bp.blogspot.com/-8jX75fd2PwY/UFy7jyxzKnI/AAAAAAAAATU/ivW1UVD5-h4/s320/veinte.jpg

bibliotecadigital.aecid.es/bibliodig/es/catalogo_imagenes/miniatura.cmd?idImagen=11659439

upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thumb/8/83/Asalto_de_los_Ingleses_a_la_brecha_de_la_Ciudadela.jpg/300px-Asalto_de_los_Ingleses_a_la_brecha_de_la_Ciudadela.jpg

 

Anuncios